Suscríbete si quieres que lleguen a tu mail las actualizaciones de este blog.

Estado Diario

Yo te quiero mío, así sin propiedad; yo te deseo en intimidad, así sin compromiso u otra facultad; yo te pienso encadenado, así con libertad, yo te tengo sin poseerte así con pensamientos que dicen realidad más que verdad.

martes, 28 de diciembre de 2010

Escape Furtivo.


Que quizá una sola noche me baste, la misma que pueda tornarse eterna, así tan seductora que se repita en nuestras memorias y se mantenga de las sensaciones que no crearemos, siendo innecesario hacerlo… sólo viviremos, cuando estas han existido desde nuestra noción de nombres y pertenencia, a costumbre de cuerpo en esencia, tan claro… que sin razón he de ser tuya, por una noche o ninguna, que la misma me basta, que el placer otorgado que me brindaran tus labios es incomparable y mayor a cualquier lucha constante conmigo, y recuerdo no me perteneces en tiempo, pero me aclamas en ser y cuerpo, te desgarro en pensamiento y te seduzco de nuevo, para tentación crear, para imaginarte a mi lado, temblando de placer, tomando el anochecer, que inhalarte es mi deseo, mis fantasías transformadas en poesía de un erotismo que en una noche te pido, el amor profanado por sólo sentido, la vida custodiada por nosotros mismos, cuando sueño con la desaparición de otros rostros que no te permiten ser mío, que te niegan el placer del pecado exquisito, de la lujuria y la pasión que en tu nombre se torna sentimentalismo tan incierto, que tus motivos son inspiración, tu alejamiento otra ambición y el ser prohibido: ningún obstáculo para hacerte mío, cuando lo eres sin remedio, con consecuencias y remordimientos… así es lo nuestro. Y me obsesiona y enamora, y callas y clamas, lucha continua… sé… me darás esta noche y la siguiente, y después de ella… te marcharás para recordar y fingirás amarla y de más, confundiendo nuestros nombres en pronunciación… pero jamás nuestros cuerpos… tan ajenos… que sublimes no se desenvuelven con desenfreno, mis caricias aparecerán en ese momento, recordarás mis manos y tomarás las de ella como un vano consuelo, probando labios insípidos que carecerán de mi complemento, serás presencia y te faltará aliento. Seré ausencia y sólo recuerdo.

Ella, una extraña protagonizando tu vida, la elección sin refutación.

Yo, quien escribiré tu historia día con día, tu magnifica noche recordada entre tu falta de palabras.

Escapa y pierde el sentido, involúcrate conmigo y culpa a tu vulnerabilidad dejándose llevar por la fragilidad para crear este amor prohibido, que más que sentido… por ambos esta siendo vivido, olvidando los complejos y sin lucha con él o ella que en presente se encuentran, que a nuestros oídos hablan y tu y yo nos pensamos despiertos culpando la tardanza con la que fuimos presentados por el destino. Un ocaso unidos… Te alejaré de la realidad, lo desconocido es esta tensión que nos mantiene furtivos, fugitivos y perdidos aun conociendo hacía donde va la noche, que hemos de acordar quien dará el primer beso… por que ambos conocemos de quien será la última caricia desvanecida… el último roce con la voluntad necesaria para dejarme atrás.

Escapa conmigo… hoy… para siempre y teniendo cerca esta realidad incoherente…

Elije sin otros juicios.

Que te juro… este es el último verso perdido y por mi escrito.

Arianne.

miércoles, 27 de octubre de 2010


"La poesía y letras son más satisfactorias que cualquier sexo, provocadoras de orgasmos que sólo pocos podemos experimentar"
Arianne...

Gracias por aparecer en mi vida, por darle sentido a mi nombre y forma a mi cuerpo.

Y me preguntan o afirman, no lo sé...



Y me preguntan o afirman, no lo sé : Pero tú ya no estas enamorada de él !?

Y sin valor no he de responder, mi silencio se presenta a salvar el momento de controversia que he de presenciar.
Y la respuesta es algo más que una simple palabra, es más que un afirmativo o un negativo, es todo aquello que le rodea, son los recuerdos que se resguardan en una firme memoria que no cesa, que se propone a continuar andando... andando en un camino el cual es delegado por todos los motivos que le presto, por todo aquello que no le encuentro defecto, a pesar de conocerlo, las llagas no se abrirán por si solas, la comisura de mis labios pide no abrirse de nuevo despacio, que mi voz ha sido robada para no responder a terquedad que se incrusta entre lo ajeno que siento, entre lo inexplicable que encuentro, entre cada marcha en la cual expreso y esto es lo de menos, las metáforas han traspasado todo origen y código que ante ellas antes presenciaba, que no eran difíciles de explicarlas, que no se soportaban entre reglas de conjeturas extremas, todo era un todo, y sin parecerlo o serlo, yo lo creía en algún efecto...

Y con su nombre entre labios me preguntan o afirman, no lo sé: Pero tú ya no estas enamorada de él !?

Dime que les he de responder, que si miento mi nerviosismo tirita y mis manos a reacción no más se prestan, las palabras se entrecortan y callo por que sólo puedo escuchar el silencio, y el silencio llega por que callo. El calor esta calando un frío que no puedo soportar, una suplica que he de ignorar por que no se de que habla, por que no se que términos exhala, he dejado de leer entre líneas por que no hallo lo que quiero encontrar, por que invento y con imaginación vuelo hasta el sur de un vago recuerdo que aun tengo.

Huyo de aquel lugar y a mi misma no me atrevo a preguntar: Pero yo ya no estoy enamorada de él !?

Y lo niego rotundamente! y saco mi mejor fortaleza para hacer una tregua, para no alimentar más ninguna duda y mantenerme firme a toda pregunta.
Camino y me paseo por la vida con mi respuesta tomada con fuerza por mis manos y tragada por mis labios, atorada en mi garganta, pero he de soportarla; la he repetido sin cansancio en mi mente y la he memorizado aun mejor que mi nombre o paradero, mis huellas digitales han adoptado aquello no debo si quiera tocar para no provocar algo tentar.... Estoy por mi negativa a presenciar...

Y me preguntan o afirman, no lo sé: Pero tú ya no estas enamorada de él !?


(Mi memoria esta en blanco y mis sentidos ahora tienen olfato)


Me lo preguntaré por lo que resta del tiempo: "No es mi decisión, es sólo esta terco amor que no puedo arrancar de mi cuerpo, es sólo este tiempo inverso que no avanza y retrocede hasta aquel día donde su cuerpo y el mío eran uno mismo, es sólo esta sobra de cariño que se desparrama por todo el cuarto donde le pienso, es sólo este universo que conspira para hacerme esclava y víctima de lo que jamás volverá a ser, es sólo este destino que se encapricha y engalana haciendo relucir con cada sitio su imagen a semejanza que encuentro, es sólo mis virtudes insuficientes para reconquistarle, es sólo mi falta de valor para mencionarle, es sólo esta tentación que poseo y desahogo en otros cuerpos, es sólo el mejor error que se ha cometido: encontrarlo, obtenerlo y al instante perderlo, es sólo la inspiración que aun ronda para escribirle, es sólo sentir sus labios en los sueños en los cuales se presenta para traer falta de quietud a mi vida, es sólo la duda del "hubiera", es sólo el sexo perfecto que con amor pienso, es sólo haberlo conocido de nuevo en un deja vú con mismo nombre y defectos, es sólo el palpitar intenso que incontrolable se transforma cuando por casualidad lo veo, es sólo mi actuación perfecta de una actriz de quinta, es sólo todo aquello que aun no se describir si no es en un contexto con su nombre y cuerpo.

No estoy enamorada, es sólo eso".



Arianne...

viernes, 1 de octubre de 2010

Contraste a Resplandor.




Alguna vez has visto el resplandor nacido del caer del agua al contraste de la luz de la luna? Que yo lo he admirado y lo concibo contigo, que sin pudor lo confieso mi fiel caballero, que por ti es imposible no imaginar un cuarto lleno de aromas confundidos por nosotros mismos, sofocando cualquier ruido que interrumpa la fantasía en la cual he de hundirte, así... lo más lejano posible de la realidad, de la cotidianidad con la que vivimos y nos separa, que sin tiempos no hemos de vernos, que sin posibilidades de encontrarnos, es difícil retratarte en un cuadro conmigo, el mismo he que pintarrajeado para superar cualquier obstáculo, del cual sé no tienes sospecha de existencia misma, que todo ha sido un invento mío, aquellos que a perfección busco se torne una realidad que tu y yo podamos tocar...

He confiscado las pocas virtudes que poseo para entregarlas a perfecta medida ante la cual tú pidas, ante la misma que yo exijo respuesta así sea nula, asi sea ninguna. El panorama aun es claro para mí esta mañana, para la luz que nos envolvió sin querer mientras duró nuestro encuentro escrito en algo que aun no concibo, cuestionando la veracidad del mismo, cada recuerdo me lleva a un abismo, del cual tan sólo habría de caer si fuese contigo, del cual sólo habría de sobrevivir si es que entre los demás sobrevivo, eres aquel que con fuerza y en silencio guardo y pido, y desgarrada por la espera aseguro formar parte de tu propiedad, que has de darme pistas para encontrarte, para hallarte entre mis tácticas fallidas y tímidas. Si es que aun mi vanidad no te conquista o te cohíbe para de mi alejarte, se no me harás ser rea de la misma, por que yo te he de atrapar cualquier circunstancia que a ti me lleve a amar, que con significados desconocidos te traduces en felicidad, propiedad y algo allá que aun no logro descifrar; la inocencia e ingenuidad en ti deliran en mis noches intranquilas, apareciendo con gestos en mi mente, conduciendo situaciones en las que me crees inalcanzable, sabiendo el imposible no es más que el mismo silencio que te guardo para no ser atrevida, para no ahuyentarte y poder tocarte, si es que aun no es el instante en el cual deba hablarte, me he de conformar con a tu oído palabras no hablar, tan sólo besar para reacción por instinto provocar, que seducirte ha de ser mi afrodisiaco, ha de ser mi halago por ser una mujer completa... tan entera que no has de requerir, pero he de ofrecer por si entre dudas hacia mí has de desviarte, ya he guardado mis ansias de mirarte, de todo lo pensado para incitarte, me he prohibido utilizarlas, pero he de unirlas para estallarlas en una escena de la historia que a fragmentos a diario escribo, sabiéndote a ratos, escuchando rumores, te reconozco y eres el mismo; que yo se de esto, que los sentires se encuentran en una palma que he tocado para sosegar mis temperamentos de mujer ante ti inclinada, así de firme, así la fuerza se termina para gastar mi energía creando y contando el tiempo entre los cuales no concordamos, mi fina obsesión, mi temible y sensible interior que se desmorona, que se doblega ante tu gentileza y forma de presencia aun en ausencia.

He de hallarte, quizá no hoy, aun cuando lo espero, tal vez sea mañana cuando despiertes en mi cama y sea imposible recordar tanta pasión desbordada, que aquello será lo que llamaremos: nuestro.

Lo que eres no sólo para mi cuerpo, si no para mi razón pensante que se involucra con tu debilidad ante mí, ante ti que por ahora tan sólo esta en espera de algún hermoso arranque de necesidad por venir a encontrarme.

Arianne….

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Sensibilidad Masculina



"Que la sensibilidad y caballerosidad de un hombre es el mejor afrodisíaco, la tentación divina que no se halla entre brazos fornidos de un estereotipo, entre mascaras de machos luchando consigo mismos por la fortaleza que no poseen y el juego de "ser ellos" es por consecutivo: poco atractivo."
Arianne....

martes, 31 de agosto de 2010

Sin Complejo a mi Reputación.


Siempre crecí con tabúes, con un poco de complejos y algo más acerca de ellos, conocí las palabras pre meditadas para educar a una "dama", las mismas que estaban escritas en papiros extraños de los cuales mi madre los sacaba, los aprendía de memoria y los sofocaba dentro de su ser para no olvidarlos bajo ninguna circunstancia, recuerdo eran un poco rígidos y otros más flexibles mientras corría el tiempo y mi crecimiento, al compartir conmigo las reglas que como mujer me habían dado para llevar conmigo durante el resto del tiempo en el cual tuviera planeado serlo, aun sin decidirlo o corregirlo y siendo un martirio lleno de normas impuestas en todo momento en cuanto a mi comportamiento, en el cual aun no cabía sentido común a mi corta edad, mi madre me preparaba para enfrentar la realidad en un futuro más que cercano, según ella lo decía... por momentos.

Crecí y al parecer la boca de esos sabios consejos comenzaba a tomar vida. Me enfrente y me vi impuesta un poco a pelear esas luchas frenéticas sobre comportamiento especifico de las mujeres; alguna vez escuche que lo hacían llamar "Reputación" desde ahí lo concebí y tras cada paso, aprendía cual era el significado de aquel concepto dado a una palabra tan extraña.

Una tarde llena de curiosidad me di a la tarea de comenzar a conocer a aquellos famosos hombres tan halagados y por todos mencionados, los mismos culpables de hacerme aprender la teoría sobre el comportamiento femenino, y me di a la tarea de buscarlos, mejor dicho: esperarlos, por que sin duda ellos fueron los primeros interesados en saber mi nombre y entablar una amistad duradera, -mientras les durara-, claro está, y no tuvo que pasar mucho tiempo para que otra palabra muy extraña apareciera entre nuestro vocabulario de pubertad, hormonas, "todo es hormonal" y de ahí se vinieron un sin fin de dudas que carcomían mi mente creando unas cuantas más para sofocar el manejo diario de las mismas, mi madre me decía que no cediera que una como mujer tuviera fuerza de voluntad para luchar contra ellas mismas y para no caer entre palabrerías de hombres que según ella decía:

"Después de hacerte suya, no hay quien les calle y al contrario, inventan nuevas anécdotas para compartir con los machos", y era verdad, su ventaja de años hablo de nuevo y yo comprobaba a cada acto como es que las mujeres comenzábamos a ser denigradas en todo sentido, a cada debilidad a la que cedíamos, como es que todo se revoloteaba en un mismo sitio y ellas eran las victimas después de la noche de tragos sepultada en una cruz a su "reputación" no acertada.

Y así fue cuando caí en la realidad del mundo al que pertenezco y ante todo la realidad del sexo con el cual fui destinada a cargar y manifestar. Y no tardo en sucederme, y no tarde en ser la perdedora contra la lucha de una necesidad básica de cualquier ser, y en efecto: mi nombre comenzó a expandirse con una popularidad invencible, por cualquier sitio caminaba, era vista como alguien más a quien no conocían, alguien más a quien ahora juzgarían, pero sin importar aquellas fuertes teorías... mi actitud de indiferencia se contrapuso y para confesar más que realidad, probar aquello, apagó curiosidades y encendió necesidades, así que continúe probando y pasando de unos labios suaves a otros con ternura, de rostros bien parecidos como cuerpos fornidos, corrí entre brazos que me tocaban y otros que tan sólo me rozaban, probé distintos sabores de boca y arraigue todas mis anécdotas en el cajón de la experiencia "defectuosa", pero siendo una mujer que disimula sus tácticas, intenté a pesar de todo, pasar desapercibida por la sociedad que no transformaría su forma de pensar, su machismo en extremo creado principalmente por nosotras mismas, cuando el valioso sexo juzgado es quien nos juzga con más fuerza, y los hombres con su caballerosidad perdida creen envolver en tretas tontas jugarretas, que el universo no cambiará según mi ideología, cuando la de ellos dicta: "Si te acuestas con muchos: eres puta; si no te acuestas con nadie: eres frígida; si eres soltera: serás quedada y si usas a los hombres: una total interesada"

Así que comencé a ver mis planes de una manera más inteligente...
¿Que hacer si de cualquier forma yo sería juzgada?

Tener el control absoluto fue la respuesta, y fue así como continué tomando las riendas de estas contiendas de las cuales nunca saldría con vida, al final mi reputación estaría destrozada como la palabra misma "Re Puta", palabrerías extravagantes: ¡Pues a darle sentido a lo que lo tiene!

Y tomando la forma de mujer afortunada y bien parecida ante el sexo opuesto, decidí aprovechar los encantos y seducciones que tengo para sonsacarlos al extremo y hacerlos perdedores de su propio juego, que mi virginidad no sería vendida a los versos más románticos proclamados, al estúpido enamoramiento o a la calentura de media noche, sería para quien yo eligiera y conforme a él control tuviera, que mis futuras conquistas serían el cumplimiento a mis deseosas fantasías y mi falta de humor para sexo frustraría las de aquellos que tendrían que soportar aquello para darme gusto a caprichos de bipolaridad o simplemente forma de controlar.

Y ahora no justifico ningún delirio, todo es una necesidad que las mujeres no han observado, también poseemos, y siendo fáciles o no, putas o re putas, yo tengo una frase final para callar la controversía de cualquier fragil mentalidad:

Mis seductores y pasionales hombres: así como ustedes desean y con táctica planean a una cama tirar para gozar de nuestros encantos, yo hago lo mismo, pero mantengo mi ritmo, los derrumbo contra el suelo para perderlos y manejo sus deseos, tal cual mi plan perverso de ensueño, yo insulto su hombría mostrando esta experiencia mía.


"Que si los hombres nos presumen como trofeos entre cada logro corporal obtenido nuestro, en aviso, cuento:


Yo tengo una larga lista con nombre y fotografía de cada uno de ellos".

Arianne.

viernes, 20 de agosto de 2010

Viaje Astral.

Y le puedo imaginar descalzo, ahí tramando, a cada paso caminar y un orgasmo en mi poesía ocasionar, un éxtasis de lujuria que me haga elevar hasta perder la cordura que se manifiesta escasa para esta soñadora, para la creadora de incoherencia atropellada de benevolencia, cuando este paisaje se hace extremo y por de más indefinido sin temor a lo propicio, a eso mismo que se irá creando sin autorización de ninguna respuesta, ante ninguna espera de tiempo, cuando ya no existirá el mismo para marcar el suspenso, cuando este se encuentre perdido y yo no entienda ni la definición del mismo, dándolo por olvidado en una ciénaga en la cual me acurrucare con el amante al que describo, tanta sutilidad se condensa y tanta fragilidad me hace impertinente y perdedora de fuerza, tan contraria, manejando nuestro alrededor tomados de las manos, involucrando cada sensación de la cual hoy comprendo el hecho de este amor perfecto, de esta probabilidad que frecuento a tiento, a ratos en los cuales me pierdo con esa fotografía que conforma la prosa de ironía. Que es ahí donde deseo encontrarle, cercano, distante pero tan humano como el tacto de lo infame, tan cordial como el sonrojo que pueda crear, tan inusual que sin repetición pueda imaginar, a este me lleva y mucho más: compuesto, condensado, impactado.

Al observar defectos ajenos, comparaciones en las cuales él se conserva aun más que perfecto, intocable, radiante a comisura de labios que deseo si quiera tocar para calmar mis ansias, para socavar esta estancia en si mismo, que a cada promesa me gustaría involucrar en mi indecencia de buscarle, pensarle e indiferencia mostrarle para compartir con mayor alarde, mi soberbia se marca y me niega el placer de esta lucha, por que a su despedida, la siento perdida, sabiendo lo contrario, la manejo y se es incierto, en pensamiento y desencadenamiento de placeres en los cuales la mediocridad de mi misma no salvará la tregua de esta sentencia, y con frialdad congelada en un rubro que jamás concordamos en enfriar, este acuerdo en común de conservar lo ocurrido, y perseverar al delirio; más no crearlo en ningún sentido, y en la pulcritud de la nada me mancho de recuerdos, me acomplejo de este cuerpo y deseo apagar mis huecos con pasiones carnales que me dejan un sabor de boca que roza todo menos la misma, que besa a cuerpo entero, más no labios a palpitar exacto, y yo queriendo confrontar una llaga para seducir al machismo que a mi puerta toque y entre despojos me amontone.

He ahí el significado, he ahí el hallazgo de la fuerza inactiva ejercida sobre ambos, que la mirada cruzada y el silencio compenetrado entre tizas y otras lloviznas formo la madrugada exacta, la de horas interminables y amanecer a rayo pleno donde se reflejo el ocaso en estos brazos, aun sin contacto, aun sin un placer vulgar y arraigado, acaparé las fantasías de ambos tan sólo en palabras, en diálogos que se reflejaban en similitud y constancia, en premoniciones combinadas y en seducciones caladas por la tensión de involucrarnos, sin cuerpos, tan sólo segmentos de frases cortas e ilusiones comparadas a toda concordancia, que yo conserve el olor del encuentro para no inhalar día a día este llanto que ha de provocar la partida con ironía que no se deseaba, ganadora la razón que jugó este partido con gracia y acaparo su ganancia, alejándolo de la posibilidad creada, un hecho en trama.

Mi paisaje esta en un retrato con palabras, con letras que guardan la fluidez que corre como nuestro viento desprevenido a prisa, con sonrisa afilada y la inspiración para mis siguientes escritos, para mis siguientes vicios, cuan protagonista que se tira a voluntad y no lucha por pasión, haciéndome la perdedora de esta ocasión, de muchas otras mientras su sola noción persiga mi sombra, cuando transforma todo aquello en cierto, cuando siendo uno, siendo todo… menos extraños de años reencontrados.

Y le siento, y tardes solitarias, ante él me recuesto y sin pensamiento, le hablo en susurros a su oído, a su debilidad confesada a mis encantos prometidos, mis palabras para seducirlo y crear seguridad para conmigo instalar sus imposibles y creíbles pensamientos de filósofo soñador, de sensibilidad irregular y vocabulario que es el utilizado por nuestra lengua a porta voz.

Observarme descifraría la cuestión de líos sin temor, que soy yo ella , siendo la primera por quien su pecho naufragó y a su deseo en irrealidades accedió, a pesar de silencios guardar, nuestros enigmas están por funcionar, cuando soy el fragmento de mujer creado para un futuro cercano: más de lo creído, mucho más de lo imaginado.

Tiempo: márchate y tráelo hacia mi, a su origen, al destino que sin importar he de contradecir, que si con mis dedos soy incapaz de rozar sus cabellos y si con mi tiento estoy sentenciada a no sanar sus desperfectos: ¡Piedad! de una realidad que no puedo más contemplar, abanicando suspiros, condensando mi vulnerabilidad, confesando secretos, amurallando tormentos a su nula presencia, aquí… lo he sentido presente entre palabras en mi viaje astral sin regreso y ningún final.

Arianne....

sábado, 31 de julio de 2010

ALTO a las publicaciones, estados y versos perdidos.



Que el poeta o escritor no es el reflejo de sus letras textual, ellas son el drama que en imaginación conlleva, que pasión profana tán sólo en ellas, no es la similitud en toda extensión de su retrato o humor, es la creatividad de su creación, la fuerza necesaria por llegar a sus lectores, la entrega para confesar temores de quienes lo leen y provocan en ellos mismos todo tipo de reacciones. Todo para recordar el sentir que a veces se ha olvidado en un porvenir. Son letras adornadas y aniquiladas, agonizantes y vibrantes, pero al final... letras; no realidad irrefutable.

Es cierto, un desahogo y la dicha que puedo saborear, más no me encuentro en estados y bipolaridad como mis escritos puedan hablar.

Que mientras no sea comprendido este hecho, me privo temporalmente de la publicación en todo contexto.

Arianne.

jueves, 15 de julio de 2010

Ajena Tentación.




Que si es cuestión de nombrar esta inspiración… estoy censurada en todo aspecto claro de la misma fuente donde propaga, naciendo para agonizar al instante siguiente en el cual me es posible disfrutar, siendo totalmente ajena la fuerza que me conlleva a esta falsa ilusión de perdida, de ganancia no obtenida en un rango de relevancia comparativa, ahora soy dueña de quien ya lo posee y sobra de ella, ahora soy marioneta de este encanto que se ha involucrado más allá de lo esperado, más alejado entre cada estrago que sin caminar; puedo avanzar, que sin dar paso atrás; puedo correr hacia delante de la multitud andante donde el conocimiento de su nombre me fue permitido para volar hacia una fantasía incompleta que no he de observar a pieza entera, mi error cotidiano, mi esperanza en todo ultrajada, mi apariencia de indiferencia ante el conocimiento de ensueño, simbolismo incrédulo que se manifiesta por cualquier circunstancia en la cual podría presentarme a su lado, en la cual podría manejarme entre sus labios despacio, rozarlos y propuestas a oído compadecer, respuesta a ellas obtener, deseando tan solo librar la batalla en la cual he de luchar, sabiéndome perdedora desde el inicio, vencedora es quien ahora lo posee en cuerpo y territorio infinito, desde aquel momento, desde años que involucran diferencia en infortunio mío, porque el tiempo a favor de ella ha hablado, destino a juego sucio ha perturbado mi erróneo camino, imposible el control para este irremediable deseo de poseerlo, incoherente, sobreviviente ante la impresión que causa en mis ojos, tan radiantes, cautivantes sus palabras que me conllevan a tener fe ciega a esta perdida de congruencia, entre palabras desprenderme, entre respuestas hay escenas, y entre otros plazos, mi paciencia se abalanza tras mi razón para cautivarla y recobrar la fidelidad de la vida que he de retomar, que he de cerciorar para cuerda encontrarme sin más, olvidando su nombre, olvidado su paradero y aun mejor: su existencia y pisada a huella, las sensaciones que causa en benevolencia y sentido excéntrico. Que mi espera no esta en discusión, que ante tanta pasión es imposible rendirse, que quien crea poesía en cada uno de mis dedos, y dice desear mi cuerpo: es equilibrio anhelado por cuestión de años, por paso de días y noches ausentes aun de todo lo prometido, el solo hecho de observarlo y saberlo en vida me domina entre cada escala de piel que traspasa el centro del amanecer perdido que observé a primera instancia en mi vida, a sonrisa afligida y nerviosismo controlado con cortesía.

Tan obligada a luchar, me tiento a renunciar, siendo la intrusa del dilema inconcluso, siendo la estructura de la próxima fuga, del rompimiento de una felicidad absoluta, que si en tiempos me he equivocado de ser, no es el momento de correr, no a su lado, que tan sólo si dispuesto a mi ser estuviese para huir despacio, pero sin soltar a manos vacías, sin contradecir al presente y no retornar al pasado por ningún costado, voy a creer en palabras, las cuales con temor no deseo revolcar en un futuro extrañas, que si son tituladas así será por mi única facha de fortaleza que no poseo, que desde ahora soy vulnerable a mi propia indecencia, a mi propio impulso de correrle y tocarle el rostro, de conocer a fondo cada rincón de su cuerpo, de secretos y controversias que en mi crea, que en mi causa por ser la razón de esta entrañable poeta renacida por el perfecto soñador que cautiva en toda confesión que este escrito perciba.

Insoportable saberle ahora con ella, inconcebible imaginar aquella escena de defectos con colores rosados por doquiera.

Él a su presencia, mas conmigo en incoherencia, la misma que en soñadores volamos sin sentencia.
Él a su pertenencia, mas conmigo sexo posee en pensamientos, cuando al besarla me toca y celos incontrolables para esta mujer crea en dilema.
Siendo quien se entromete en una disputa sin control, siendo quien desea a un hombre ajeno en toda complexión, refuto el mismo amor perpetuo que le profeso, refuto el tiento entre cada señal enviada a una nada.

Paciencia que sin más no soportará otra noche sin mismo aliento respirar.

Arianne...

jueves, 24 de junio de 2010

Mi Debate Sobre los Hombres.



Siempre he dicho que nunca cambiaría mi perspectiva, que mi forma de ser es tan plena que nada ni nadie me haría modificarla bajo ninguna circunstancia, pero leyendo citas textuales y la vil propaganda que se ensarta en nuestras mentes, ya que la forma de batalla con la soledad que desde hace tiempo se hizo mi amante, comenzó a abandonarme, hasta ella misma necesitaba un descanso de mi amarga situación, de mi poca fortuna en esto de las relaciones absurdas y mi forma de pensar para ver la vida girar y no detenerse, nunca parar, para que? No tiene sentido hallarnos en otros vicios, no tengo tiempo para detenerme a sostener alguna mano, para pensar y agobiar mi mente con ruidos extraños y mucho menos tiempo para sanar las heridas que me causen al final de esta historia perdida en algún cajón que nadie volverá a abrir, tan sólo yo y mi inmensa curiosidad del como pudo haber sido, así que para calmar esas tentaciones y esas formas que se creaban en mi mente tomando siluetas de rostros masculinos que sin duda llamaban mi atención de una forma muy superficial, durando el encantamiento hasta que ellos tenían el descaro de abrir la boca para hablar, me dejo hasta de atraer la sexualidad misma que ellos podrían proveer. Que si de sexo hablo, llega en el momento que lo desee. No es algo difícil de conseguir, es el placer con más facilidad que al alcance de alguien pueda acontecer.

Se los motivos por los cuales no he encontrado lo que busco, alguna vez supuse que era por que no sabía lo que buscaba, y mucho menos encontraría si continuara con la búsqueda, así que la abandoné vilmente y deje que la vida y el destino a quien le tengo fe ciega, me sorprendiera, lástima que el destino nunca me sorprendió de la forma en que yo esperaba, siempre encontrando por cualquier parte aquellos hombres que iniciaron este fiel y controvertido y también exhaustivo debate sobre ellos mismos.

Y para mi mala fortuna, comenzaron a llegar si medida un sin fin de nombres, iníciales que se presentaban y preguntaban la definición de mi misma para dar un mejor conocimiento ante ellos. La misma que jamás logré concretar, por mucho redactarla en mi mente, era imposible dar una descripción de lo que soy, ¿Cómo? Si ni siquiera yo lo puedo definir.

La lista fue larga, y no lo niego, me cautivaron más de una mirada, había perfiles encantadores que me atraían de una forma fuera de lo común y me hacían desearlos tan sólo para observarlos, por que más de ahí, era imposible si quiera tocarlos, estaban tan llenos de chatarra mental que me provocaban nauseas y me hacían comprometerme aun más con la soledad, rogándole no me abandonara, rogándole por favor y suplicando por una segunda esperanza a su lado.

Pero la soledad ya había tomado una decisión, se iba a marchar y me daba tan sólo una fecha límite para poder hallar en alguien aquella compañía que es necesaria para vivir, pero yo ya la había hallado en ella, no se por que el aferro a huir lejos de mi.

Y fue así como comenzaron los encuentros entre aquellos parecían interesantes, atractivos, buenos amantes, y a quienes el dinero brillaba y se desbordaba por su cartera a propósito a mi vista de mera casualidad simultanea mientras hablaban de vaga vida cotidiana.

Las anécdotas contadas parecían notas sacadas de alguna libretilla de un infante sumadas con la perversión de sus glorias con otras mujeres que también podría yo llamar adolescentes con arrugas y con experiencia en tan sólo sexualidad, interés monetario y hombres que se encuentren a alcance próximo a lo que ellas llaman un “buen partido”.

Y yo sonreía por compromiso, y yo reía por que dicen es descortés no compartir la risa cuando alguien más cree provocarla, y yo fingía interés por que la soledad cada vez más me amenazaba, me decía al oído, el tiempo corre y el límite de tus años se esta acercando.

-Si si. Lo se, le respondía con coraje y desesperación-


Así que llegando de cada pérdida de tiempo entre salidas incoherentes e impropias de una mujer como yo, de esas… de esas que sabemos que nadie comprenderá, de quienes por más que finjan nunca serán iguales a aquellas, que por más que quieran, nunca desearán serlo y por más que con ropa fina se vistan, se encontrarán sin maquillaje, sin tacón alto y con tan sólo un caro vestido de diseñador que les han obsequiado.

Así que al ver mi mala fortuna con los hombres superficiales que por razones absurdas y que hasta ellos mismos desconocían, salían conmigo, decidí engañar a la soledad para mantenerla un rato más a mi lado.

-Hago el intento, ¿Acaso no lo ves?-
-Estoy buscando al hombre de mi vida-


Hipocresía con la que yo hablaba, pero la soledad entendía que todo toma tiempo, que nada es fácil en estos tiempos.

Pero las pláticas sobre negocios, lugares extravagantes, ropa fina y una billetera desbordándose comenzaron a provocar nauseas incesantes.

Lo recuerdo a él, era el partido con quienes todas desearían pasar si quiera una noche en compensación a su falta de intelecto para poder conquistar a este hombre, que más que intelecto, yo lo llamaría falta de pensamiento. En mis memorias esta firme aquella escena, la salida exhausta estaba a punto de terminar y comenzó a charlar:

-Las mujeres se venden, nunca lo he comprendido, pero desde tiempos primitivos así ha sido, esta en sus instintos el creer que el hombre es superior a ellas en múltiples facetas-


Mi mente se encontraba en blanco, yo sonreía y ansiaba salir de aquel auto para poder llegar a revolcarme con múltiples hojas blancas, mancharlas, tener el romance más extremo que jamás haya probado y después quizá ser un poco infiel a mis letras para leer las de otros autores que sin duda son aún más perfectas.

Pero al escuchar eso, no pude evitarlo… un torrente de vomito literal de palabras escapo frente a su cara, y sin detenerme un segundo si quiera a respirar, solté todo aquello que me hacia repugnar lo que la soledad me obligaba a vivir y presenciar, y entre múltiples teorías que él no supo callar, revente hasta enloquecer para con un insulto terminar aquella charla que sería la última que me hiciera interponer mis intereses, mi forma de ver la vida, mis validas y sustentables teorías que no serían dañadas por algún macho que despertó con ganas de coger y creyéndose interesante lo lograría imponiendo su perspectiva en baratas palabras que me revientan la calma.

Y harta de todo aquello que había estado viviendo los últimos meses, toque las hojas en blanco, les propuse matrimonio sin petición a divorcio en ningún momento y ellas aceptaron solidarias a esta mujer que posee más de una visión para contemplar la vida.

Le dije a la soledad que si gustaba… era libre de marcharse en cualquier momento, -tal vez me quede en la nada-, le dije, pero no es necesario que me acompañes, nunca he obtenido nada, nunca he deseado algo más que no sea esta vil libreta y mis pensamientos filosóficos incomprendidos e intuitivos por la sensibilidad que toda la vida he conocido, así que puedes marcharte-

La soledad me observo con lástima, me acarició con sus manos frías y ásperas y me prometió mantenerse a mi lado por más de un próximo año.

No negaré que tras el tiempo me he enamorado, alguna vez conocí a un soñador que hacía rima con mi poesía, que hablaba con tanto intelecto que por ende me impresionó hasta hacerme perder la noción de mi motivo por existir, sus palabras me embelesaban y me hacía fugitiva de esta extrema exaltación de todos mis sentidos, era quien tenia teorías comprobadas como para venir a hablar de ellas en mi cara, era quien me retaba para promover mi ajuste de seguridad ante mi misma, ante el ego estructurado que mantenía intacto.

Pero bien dicen que dos soñadores son imposibles de mantenerse unidos, todo fue una ráfaga de buena fortuna y de una felicidad poco conocida en cualquier lugar.

Experiencias que son vivencias de diario, esas que son imposibles de renunciar, aquellas que son distintas y no se trastornan en más, yo las he tomado como fiel inspiración para compartir con quien me he comprometido a nunca fallar, de quienes me he enamorado sin hallar defecto, las letras y párrafos, los diálogos y versos son dueños de esta mujer que nació para ellos.

Siempre he dicho que no haría un trueque entre mis prosas por algún enigma de hombre, pero tal vez no se de lo que hablo, nunca he gozado de un hombre a plenitud que comparta más de una ráfaga de felicidad o que me limite a lograrlo observar, interesante, cautivante, por que sé, es necesario encontrar a quien comparta la filosofía de la vida y me haga desenvainar cada punto sustentable que he creado con mi perspectiva, se que mi excentricidad ha ahuyentado a cantidad de hombres, me ha evitado malos ratos y también ha desgarrado uno que otro desquicio de piel, pero la personalidad creada a base de pensamiento cerrado y comportamiento exagerado, no es algo que cualquier hombre pueda cargar, no es algo que se pueda cambiar o saturar tanto que termine por explotar, es una constante que se titula con mi nombre y apellido, es una nota que suena y retumba fuerte en cualquier oído. Pero al mirar retratos de otras mujeres, sin conocimiento de ellas, puedo definir el hueco encontrado en sus narices y en la boca que debería ser clausurada de por vida para no hablar desquicios exhaustivos que retrasan tan sólo el desarrollo y evolución de esta especie femenina. Que por ausencia de intelecto somos observadas como un utensilio básico y de placer claro, que por ausencia de autenticidad somos marcadas por lazos fuertes de juicios impertinentes. Que el día que encuentre a aquel hombre capaz de soportar todo lo que conlleva a una mujer pensante con formulas extravagantes, juro ante estas mismas letras que son mis dueñas, renunciaré a ellas para revelar el conflicto cesante de ese hombre que por ende no pertenece a ninguna categoría antes creada.

Que mientras yo continúe siendo la pequeña extraña que para pasar una noche con ella es necesario debatir sobre algo más que sexo, mantendré la excentricidad y regalare mi cuerpo, tan sólo a quien mantenga la forma de no llegar al aburrimiento aun antes de aquel primer encuentro.

Y aquí es cuando la soledad calla y sin refuta respeta este fiel pensamiento que la hace crecer mientras no cambie el contexto o modifique este universo inverso.

Arianne.

"Por que mi debate sobre los hombres consta de más de una teoría, más que la famosa búsqueda de un “buen partido”, más bien trata de todo lo que realmente las mujeres requerimos, corrección: lo que las mujeres pensantes decidimos".

miércoles, 9 de junio de 2010

Mis Únicos 365 días de Vida.

Acabamos de cumplir un año con exactitud desde la publicación de mi primer libro "Donde las Palabras Pierden el sentido" y el día 8 de Junio del 2009 es considerado uno de los mejores en mi vida, si es que no lo califico como "el mejor", porque es cierto que ya han pasado 365 días y es poco común que exponga aquí algo más que no sea uno de mis escritos, pero la fecha es conmemorativa, merece todo un diálogo incompleto, y voy a hacer un recuento de lo sucedido, de lo ocasionado desde esta decisión cautivada de toda perfección, de otra visión que sostengo desde aquel impulso magnético que agobió en totalidad todo aquello.

Y tras estos días y meses, observe para dar cuenta que la vida ha estado en constante movimiento y sin forma de volver atrás, de ninguna manera podre modificar lo ocasionado, lo creado y también dañado.

Tan sólo he de estar satisfecha y agradecida por el crecimiento arduo de este año. Posteriormente a la publicación de este libro... todo dio más de un sólo giro. Mis siguientes días jamás serían los mismos, y sin cuestiones, gozo a esplendor el cambio que trajo a mi vida el exponer esto:

El liberar todo aquello que mantenía desde hace años y que era imposible de compartir, el publicarlo trajo dicha y motivación, encontrar un sentido en esta vivencia de requisitos con la cual a cada día luchamos, trajo consigo la exigencia ante mi misma de mejora, de un esfuerzo máximo por superarme entre cada escrito que nacía, me enseñó a diferenciar el interés real hacia mis letras y el interes vano por ellas de parte de terceros, descifró la respuesta a quien era y cambió el rostro mismo con la careta que todos observaban en mi, mostró un ocaso que no habría existido sin cada hoja escrita, me hizo cumplir años rápidamente y conservar la juventud tan sólo en cuerpo, mis pasos fueron creciendo y mi necesidad de pertenecer más a la escritura se tornó asfixiante, se transformó incontrolable.

Es imposible describir con exactitud que sucedió, pero si hay que sintetizarlo, yo diría que... Cambió mi vida, la coloreó de tonalidades claras grisáceas, y me sedujo a todo instante a continuar siendo esta amante de las letras, de lo escrito, de las rimas, versos, prosas y simple escritura con desenfreno, de mi deseo persistente para vivir entre ellas durante el resto de existencia que este destinada a soportar, a disfrutar, a junto con ellas divagar, todo para ser una misma, para tocar a todos aquellos lectores que me han apoyado incondicionalmente, que han expuesto sus puntos de vista, su admiración que no es merecida por esta autora que tan sólo existe por existir y respira por que así se ha de sobrevivir.


A mis letras:

Gracias por darme la dicha de tenerlas, por existir para crear mi felicidad y placer único e incomparable.
Por todas esas personas nuevas e interesantes que llegaron a mi vida gracias a ellas.
Por escribirse con el criterio que obtengo siendo yo con título cerrado.
Gracias por seducir momentos, crearlos eternos y sofocarlos inciertos, simplemente por ser la única fuente de mi existencia, mi sentido, mi propósito de ser quien soy.

A mi Primer Libro:

Tal cual se, esta lleno de defectos, de detalles por corregir, de una mejor estructura y la lista se hace larga, ha llevado consigo las críticas a juicios justos e injustos, cargado con el peso de mis frustraciones ocultas y decisiones absurdas, de la sinceridad más pura, pero es mi más grande orgullo, mi logro a exponer mi nombre, por que al final le pienso y no es más que perfecto.

Vamos ahora por tan sólo un día más, que el mismo me basta para ser dichosa por haber descubierto el placer absoluto y la felicidad desnuda sin defecto alguno, que si he de vivir tan sólo otro segundo, lo haré conquistada e hipnotizada por las letras que me engalanan.

Gracias a todos por hacer posible este sitio, por su interés y cariño, por el orgullo sentido en cada escrito, por continuar con mis letras y conmigo durante este largo e imparable trayecto de vida.

A construir proyectos, a culminarlos y delatarme con mi pensamiento siendo distinta y tal vez excéntrica por mucho más tiempo.


Donde las Palabras Pierden el Sentido.
por Ligia Arianne Lira Martínez




Primer Aniversario.

Arianne.

sábado, 5 de junio de 2010

Costumbre de Perfección



Decidida a conquistar cualquier puesto que se entrometa entre este dilema que sostengo, mis impulsos me hacen embaucar en una tripulación llena de contextos los cuales no soportan ni conforman otra anécdota, de la cual planeo escribir y describir, confiscar y por otro tanto confirmar con pruebas inéditas, siendo la profesión elegida quien me domina y por recuerdo propio se instala en una acción demacrada.

Siendo que soy la mujer que se presenta y con lucha constante entrega los encantos que poco a poco escasean, que va divagando entre palabras y diálogos poéticos, cantando prosas al oído de aquellos, de quienes creen oír; más no escuchar con sentido las metáforas que conciernen a la creación de tacto y pulcritud, a la sensación de algo más que calor.

En búsqueda de algún logro, hallar en cualquier mano todo tipo de despojo.

Cuando lo fracasos se entrometen y el problema no es mi rostro o mi cuerpo, no se encuentra en la escasez o sobra de belleza y atractivo, es algo más allá de esta costumbre de no ser perfecta como creo debería serlo. Teniendo la fe impuesta a mi imagen a semejanza de una mujer construida que requiere de todo lo innecesario para ser amada, ser utilizada, y estar satisfecha en un placer culminante para recordar es existente en el mundo, que para si misma crea y con letras conversa, ilusión que se rompe fuera de control, situación poco manejable para la sensibilidad de su rostro, para la fortaleza de este gozo, siendo que no es quien pretende, el éxito no forma parte de la apariencia que conserva, su felicidad se marcha a pesar de estar descalza y su soledad se hace furtiva en este concierto de voces calladas que susurran con sinceridad a sus espaldas.

Búsqueda ridícula que me sujeta de brazos y piernas, que deja mi boca suelta para propuestas entablar, para exigencias proclamar y para mismo llanto callar. Mi apariencia es el atractivo que asechan, que desean y que imaginan en una noche donde pueda ser suya. Mis letras es el repelente a la dicha de conocer a aquel, de sujetarlo y más de un día para no perecer. Proclamar en hechos todo lo creado es un instante prohibido y por ningún motivo realizado. Tan prohibido el sentir, tan inaudito el placer que para mi misma pueda proveer.

Cuando la felicidad no es eterna y dura menos de un segundo, al siguiente todo tan borroso como taciturno, donde al quebrantar mis piernas... tiemblan, y mis tobillos tambalean, mi rostro dibuja la fortaleza que sola puede conformar.

Sin búsqueda. Con pies sucios y cansados hoy reniego de lo sucedido, gozo de lo sentido y ya no enuncio lo sostenido.

No deseo más. Y si lo hago... No daré otro paso.

Arianne....

lunes, 3 de mayo de 2010

Enigma por Descifrar.



Incoherencias, pertenencias que me hacen cómplice de la no explicación que manejo durante este recóndito encuentro, impredecible, inapreciable cuando frente a vagas explicaciones es incomprensible y susceptible.

Fugaz tal cual incoherente, manifestarse aquel día de frente y sin previo aviso mostrarse como la sonrisa maleable que puedo robar de su rostro a todo detalle, a cada rasgo marcado que con gestos anula y que con tierna figura transforma el horizonte tal cual el desafío que me ha provocado y llevado a esta la lucha constante que se contrae dentro de mi pecho, dentro del desliz de mi cuerpo y sutil sentimiento.

Saber debo comenzar por ignorar la sensación de apego, la situación de este otro extremo que me hace llamar “destino” al encuentro mismo que ha sucedido, el conocer al perfecto extraño que ha llegado… me suprime a todo caso, me toma y me conduce a este escaso pensamiento que lucha en mi contra, tocando mi nombre para pronunciar el suyo en desacuerdo e inconsciencia de lo que percibo en este timo instintivo.

Hoy y sin espera de él, siendo un desconocido que sin previo aviso se presenta ante mis ojos, sin autorización o noción de su acción, roba mi libre albedrio para recorrer cada desperfecto mío, aquel debe ser inaudito, porque sin motivos coherentes; más que bella y concreta debería presentarme ante él perfecta, ante cualquier mirada que escape para transformarme consiente de este inmenso trance que me provoca, tal cual ser el rostro más bello que pueda manifestar con el tiempo, el mismo que quisiera adueñar de su reloj con trampas al portador, inmortal sin desear arrugas en mi cuerpo y ser por siempre esa muñeca de antaño que su gusto y placer pueda ofrecer ante cualquier acontecer, y siendo que aun no conozco a perfección todo aquello que oculta tras el cuerpo que observo, tras la palabra que pronuncia y en mi marca el hueco de este trato aun no cerrado, cuando obtenerlo me sentenciaría a dicha por poseer lo inimaginable, por besar lo implacable y tocar por más de dos ratos a aquel hombre creado a mis deseos y expectativas de alto alcance que se presenta como el reto que él desconoce para mi tentación y deseo, aterrorizada lo observo y me deslizo a un costado para continuar admirándolo, para continuar sobreviviendo el misterio que aguarda, de los diálogos que aun faltan por crear y corromper , que en una noche podríamos conocer, en una tarde comprender y por desenfreno para incontables amaneceres volver a la vida real de esa tremenda forma de ser suya, que cautiva cada expectativa que puedo crear en la búsqueda insensata que carga tras de mi, el sitio calculado que me llevó a encuentros con él, a imaginarle… más no confesiones crearme, control para detener este sentir y manejar la incertidumbre de no saberle siempre, del camino recorrido que debo concretar para resolver el misterio que lleva su título, que me transforma para ser curiosidad y manifestar el placer que me provoca con tan sólo ser aquel: El rostro tapizado en una fotografía, la voz que torna mi poesía, y el encuentro casual de algún día.

La forma que hemos de crear basada en el misterio que el destino a reencuentro expuso. El extraño que aun es un enigma por descifrar, que tan descomunal y atractivo puedo admirar, que reconoce el encanto pleno a todo goce, el sentir de atracción que me lleva a cada estación, el consuelo a las madrugadas en que lo pienso al extremo de otro costado que conozco, quien en mis cortas palabras dedicadas encuentra admiración y halaga cada verso y prosa que en su nombre hoy creo sin compasión, sin trémulo o comparación.

Dedicación. C.C


Arianne….

viernes, 30 de abril de 2010

Sin Juicios, Sin Preguntas, Sin Conclusiones.




Quiero saber que llegaré destrozada, demolida lista para ser de nuevo armada, para ser calmada con alguna caricia desinteresada que roce la piel descalza, que marca huellas hacia tu presencia exhausta, quiero saber que ahí te encontrarás sin juicios para colocar sobre mí, sin preguntas del porque no he de pertenecer de donde vengo y de donde provienes, de donde somos y no puedo arrancar, quiero saber si es que dispuesto a caridad lograrás crear para conmigo estar.

Quiero saber si soportarás el tormento más frío, el consuelo de mi rostro congelado con una infelicidad parecida a la mía, la apatía de los consejos rotos y el pincel decolorado que me pinta.

Arianne....

jueves, 29 de abril de 2010

Concesión de mi Puesto.



Que si volvería contigo?

-No lo haría

Porque entre tantos defectos tornados exquisitos, todo se volvió un fastidio, y con tanto tedio no resuelvo el amor insatisfecho que con hambre maneja aquellas carencias, tan sujetas a ti que no se despejan para mentir, y con la irritación de mi fiel carácter de improvisación soy la insoportable razón que buscas para encontrar contigo mismo la aceptación de tu silencio, tan incomodo, tan inapropiada tu conversación que me exhausta, que me exilia de opinión a compartir y derecho a sentir, manejo inconcluso de una propiedad que careció de fantasía para tragar la maniaca realidad que comentas tan cruel y sexual, que buscas y no hallas fuente de donde encontrar la manutención a tu alma corporal, a tu desdicha y ansiedad que introduce en ti el toque de un misterio que no hay por descubrir, que es aparento y fachada de un mal trato, rutina que no he de disfrutar y con dolor estoy por atar, y con rabia por acercarme a esta tan tuya enfermedad de egocentrismo, mi desprecio y mis mandamientos para juzgarte con la extensión de mi lazo a golpes bajos.

Soy un alto costo para tu precio a intenciones por pagar, soy el tropiezo alto que te conllevó a marcar tu gloria y hacerme la fotografía en desbalance tapizando la pared, la misma donde nuestros cuerpos contagiados probaban formas de amarse según el dicho cuando relaciones a nuestros seres nos comprometían, que te satisfacían a cada día, a toda hora y a cada tic-tacqueo del reloj que tus necesidades conmigo apagarías.

Siendo que es imposible retornar hacia planes que jamás se realizaron y que por su tamaño tan sólo en tu boca para pronunciarlos cabían, que en vida misma se perderían tal cual lo nuestro creído. Tal cual el marcado recuerdo a la entrada a tu vida, a la entrada de un limbo estructurado, elección al infierno desconocido que es tan similar al abismo de tu existencia misma, dando por hecho que la eternidad se mantendría entre nuestras luchas por librarme de tu aferro a obsesión. De la miseria por encima de toda razón.

Que si volvería contigo? -No lo haría

Sería la peor humillación presenciada en una estirpe de la cual clamas, la bajeza que no pertenece a la soberbia y vanidad de mi rostro embellecido por halagos y cuerpo en deseo involucrado, intercambio del cual la obtención fue nula y fuerte, fue más de lo esperado a frágil fracaso.

Porque mis palabras serian contradicción de la más fingida y hermosa pretensión.

Porque a pesar de todo…

Retiro ante mi mediocridad y reconozco el sentir por lo dicho es real, me encuentro cayendo en espiral, volteando la cara para no mirar las escasas virtudes que te atrevías a amenazar para causar debilidad, y presentes para recordarme el motivo del encuentro primero. Los requisitos llenados por mi alta expectativa de un maniquí perfecto, pero ahora soy a costa de ello…

Y ante la concesión de mi puesto, hoy mantengo mi actitud de despecho.

Arianne....

martes, 13 de abril de 2010

Pensamiento de una Puta.

Pensamiento de una puta:


Y tú me pides que no sea aquella loca, que no disfrute de los placeres de los hombres cuando finalmente dime si mi eternidad se propagará hasta el día de mañana o me dejará ver el amanecer de un nuevo trama.
Escuchando mis motivos, cuestionas:

¿Quién te ha hecho pensar de esa forma?
¿Qué descaro u oculto pasado posees?

-El mismo que me ha llevado a conocerte y frente a mí en este momento tenerte-

Tal cual si utensilio yo he sido, ustedes lo serán multiplicado el número de veces que mi cuerpo con necesidad apetece...

Y es mejor no hablar, más sensato el callar, porque si de amores temas son tocados, ridículos tan sólo provocaremos, que mis labios están cansados ya de ellos, de tanto pronunciar la palabra trillada y desgastada en mi corto vocabulario.
Las decepciones del vacío... No son culpables de este vicio mío, sin ser responsables de estar ahora tocando el piso.
Así que seamos rápidos, que la vida nos puede alcanzar y dejarnos marchar sin ningún goce de último instante a desgastar...

Desata tus complejos y sin rodeos podemos evadir la razón del encontrarnos palabreando, sabiéndolo no eres más que uno de aquellos, uno más que desea el desencadenamiento de este discreto acuerdo.

Por que no puedo ser juzgada por los actos que repetimos a la par, por los actos que juntos hemos de gozar.

Siendo únicamente yo la protagonista, en donde queda la parte exhaustiva? ¿Por qué tu nombre no ha de ser mencionado en boca de la multitud que me observa para ser detallada imperfección?

Señalada con renombre en cada noche que me conlleva a solicitar pensamientos impropios para la sociedad de hipocresía comunal, que si de actos se trata... Tan sólo yo soy el descaro que misma los habla, sin ocultarlos para no crear falsedad, sin negarlos para no dar pie a hipocresía terrenal.

Si es que mi placer se ha encontrado en mis cinco sentidos disfrutados sin culpas o tapujos, no es pecado la promiscuidad que yo realizo, es el goce de andar sin prendas a toda ocasión, de disfrutar la magnitud de cuerpos a extensión.

El único placer que solicito, aquel provoca tentación a hombres en búsqueda de nuestro delirio, el desquite de la frialdad calmado por ratos, el calor causado por este planeado contacto.

Que al contrario de ser yo la mancha de sociedad, agradecimientos me han de otorgar, que soy la mejor experta en el tema, que soy por excelencia capaz de tocar sin dejar huella.

Juicios e inhibición... Por que todos somos lo que yo, a diferencia... yo lo gozo sin culpa y sin error, ellas con prejuicio y temor, con sentimientos... siendo el peor desperfecto.

Arianne....