Suscríbete si quieres que lleguen a tu mail las actualizaciones de este blog.

Estado Diario

Yo te quiero mío, así sin propiedad; yo te deseo en intimidad, así sin compromiso u otra facultad; yo te pienso encadenado, así con libertad, yo te tengo sin poseerte así con pensamientos que dicen realidad más que verdad.

jueves, 29 de abril de 2010

Concesión de mi Puesto.



Que si volvería contigo?

-No lo haría

Porque entre tantos defectos tornados exquisitos, todo se volvió un fastidio, y con tanto tedio no resuelvo el amor insatisfecho que con hambre maneja aquellas carencias, tan sujetas a ti que no se despejan para mentir, y con la irritación de mi fiel carácter de improvisación soy la insoportable razón que buscas para encontrar contigo mismo la aceptación de tu silencio, tan incomodo, tan inapropiada tu conversación que me exhausta, que me exilia de opinión a compartir y derecho a sentir, manejo inconcluso de una propiedad que careció de fantasía para tragar la maniaca realidad que comentas tan cruel y sexual, que buscas y no hallas fuente de donde encontrar la manutención a tu alma corporal, a tu desdicha y ansiedad que introduce en ti el toque de un misterio que no hay por descubrir, que es aparento y fachada de un mal trato, rutina que no he de disfrutar y con dolor estoy por atar, y con rabia por acercarme a esta tan tuya enfermedad de egocentrismo, mi desprecio y mis mandamientos para juzgarte con la extensión de mi lazo a golpes bajos.

Soy un alto costo para tu precio a intenciones por pagar, soy el tropiezo alto que te conllevó a marcar tu gloria y hacerme la fotografía en desbalance tapizando la pared, la misma donde nuestros cuerpos contagiados probaban formas de amarse según el dicho cuando relaciones a nuestros seres nos comprometían, que te satisfacían a cada día, a toda hora y a cada tic-tacqueo del reloj que tus necesidades conmigo apagarías.

Siendo que es imposible retornar hacia planes que jamás se realizaron y que por su tamaño tan sólo en tu boca para pronunciarlos cabían, que en vida misma se perderían tal cual lo nuestro creído. Tal cual el marcado recuerdo a la entrada a tu vida, a la entrada de un limbo estructurado, elección al infierno desconocido que es tan similar al abismo de tu existencia misma, dando por hecho que la eternidad se mantendría entre nuestras luchas por librarme de tu aferro a obsesión. De la miseria por encima de toda razón.

Que si volvería contigo? -No lo haría

Sería la peor humillación presenciada en una estirpe de la cual clamas, la bajeza que no pertenece a la soberbia y vanidad de mi rostro embellecido por halagos y cuerpo en deseo involucrado, intercambio del cual la obtención fue nula y fuerte, fue más de lo esperado a frágil fracaso.

Porque mis palabras serian contradicción de la más fingida y hermosa pretensión.

Porque a pesar de todo…

Retiro ante mi mediocridad y reconozco el sentir por lo dicho es real, me encuentro cayendo en espiral, volteando la cara para no mirar las escasas virtudes que te atrevías a amenazar para causar debilidad, y presentes para recordarme el motivo del encuentro primero. Los requisitos llenados por mi alta expectativa de un maniquí perfecto, pero ahora soy a costa de ello…

Y ante la concesión de mi puesto, hoy mantengo mi actitud de despecho.

Arianne....

1 comentario:

  1. Tengo pocas palabras esta vez. Creo que todavía lo estoy procesando; pero creo que la voz que aquí habla, es una voz diferente a las demás. Me dio la sencación de ser una voz vetusta, como si una vieja recordara sus "amores" al calor de una chimenea. Y quizá también es una voz híbrida, sin género... está ya por encima de esas diferencias tan banales. Hay una gran madurez poética aquí, que encuentro difícil de explicar... la mejor sería, creo yo, cuatro letras: vida; esa vida que es gerundio.
    (me guardo ya eso de "me gustó, no me gustó" ya no le veo caso)
    Te mando un saludo, de paso -que eso sí no se perdona-.

    ResponderEliminar