Suscríbete si quieres que lleguen a tu mail las actualizaciones de este blog.

Estado Diario

Yo te quiero mío, así sin propiedad; yo te deseo en intimidad, así sin compromiso u otra facultad; yo te pienso encadenado, así con libertad, yo te tengo sin poseerte así con pensamientos que dicen realidad más que verdad.

sábado, 31 de julio de 2010

ALTO a las publicaciones, estados y versos perdidos.



Que el poeta o escritor no es el reflejo de sus letras textual, ellas son el drama que en imaginación conlleva, que pasión profana tán sólo en ellas, no es la similitud en toda extensión de su retrato o humor, es la creatividad de su creación, la fuerza necesaria por llegar a sus lectores, la entrega para confesar temores de quienes lo leen y provocan en ellos mismos todo tipo de reacciones. Todo para recordar el sentir que a veces se ha olvidado en un porvenir. Son letras adornadas y aniquiladas, agonizantes y vibrantes, pero al final... letras; no realidad irrefutable.

Es cierto, un desahogo y la dicha que puedo saborear, más no me encuentro en estados y bipolaridad como mis escritos puedan hablar.

Que mientras no sea comprendido este hecho, me privo temporalmente de la publicación en todo contexto.

Arianne.

jueves, 15 de julio de 2010

Ajena Tentación.




Que si es cuestión de nombrar esta inspiración… estoy censurada en todo aspecto claro de la misma fuente donde propaga, naciendo para agonizar al instante siguiente en el cual me es posible disfrutar, siendo totalmente ajena la fuerza que me conlleva a esta falsa ilusión de perdida, de ganancia no obtenida en un rango de relevancia comparativa, ahora soy dueña de quien ya lo posee y sobra de ella, ahora soy marioneta de este encanto que se ha involucrado más allá de lo esperado, más alejado entre cada estrago que sin caminar; puedo avanzar, que sin dar paso atrás; puedo correr hacia delante de la multitud andante donde el conocimiento de su nombre me fue permitido para volar hacia una fantasía incompleta que no he de observar a pieza entera, mi error cotidiano, mi esperanza en todo ultrajada, mi apariencia de indiferencia ante el conocimiento de ensueño, simbolismo incrédulo que se manifiesta por cualquier circunstancia en la cual podría presentarme a su lado, en la cual podría manejarme entre sus labios despacio, rozarlos y propuestas a oído compadecer, respuesta a ellas obtener, deseando tan solo librar la batalla en la cual he de luchar, sabiéndome perdedora desde el inicio, vencedora es quien ahora lo posee en cuerpo y territorio infinito, desde aquel momento, desde años que involucran diferencia en infortunio mío, porque el tiempo a favor de ella ha hablado, destino a juego sucio ha perturbado mi erróneo camino, imposible el control para este irremediable deseo de poseerlo, incoherente, sobreviviente ante la impresión que causa en mis ojos, tan radiantes, cautivantes sus palabras que me conllevan a tener fe ciega a esta perdida de congruencia, entre palabras desprenderme, entre respuestas hay escenas, y entre otros plazos, mi paciencia se abalanza tras mi razón para cautivarla y recobrar la fidelidad de la vida que he de retomar, que he de cerciorar para cuerda encontrarme sin más, olvidando su nombre, olvidado su paradero y aun mejor: su existencia y pisada a huella, las sensaciones que causa en benevolencia y sentido excéntrico. Que mi espera no esta en discusión, que ante tanta pasión es imposible rendirse, que quien crea poesía en cada uno de mis dedos, y dice desear mi cuerpo: es equilibrio anhelado por cuestión de años, por paso de días y noches ausentes aun de todo lo prometido, el solo hecho de observarlo y saberlo en vida me domina entre cada escala de piel que traspasa el centro del amanecer perdido que observé a primera instancia en mi vida, a sonrisa afligida y nerviosismo controlado con cortesía.

Tan obligada a luchar, me tiento a renunciar, siendo la intrusa del dilema inconcluso, siendo la estructura de la próxima fuga, del rompimiento de una felicidad absoluta, que si en tiempos me he equivocado de ser, no es el momento de correr, no a su lado, que tan sólo si dispuesto a mi ser estuviese para huir despacio, pero sin soltar a manos vacías, sin contradecir al presente y no retornar al pasado por ningún costado, voy a creer en palabras, las cuales con temor no deseo revolcar en un futuro extrañas, que si son tituladas así será por mi única facha de fortaleza que no poseo, que desde ahora soy vulnerable a mi propia indecencia, a mi propio impulso de correrle y tocarle el rostro, de conocer a fondo cada rincón de su cuerpo, de secretos y controversias que en mi crea, que en mi causa por ser la razón de esta entrañable poeta renacida por el perfecto soñador que cautiva en toda confesión que este escrito perciba.

Insoportable saberle ahora con ella, inconcebible imaginar aquella escena de defectos con colores rosados por doquiera.

Él a su presencia, mas conmigo en incoherencia, la misma que en soñadores volamos sin sentencia.
Él a su pertenencia, mas conmigo sexo posee en pensamientos, cuando al besarla me toca y celos incontrolables para esta mujer crea en dilema.
Siendo quien se entromete en una disputa sin control, siendo quien desea a un hombre ajeno en toda complexión, refuto el mismo amor perpetuo que le profeso, refuto el tiento entre cada señal enviada a una nada.

Paciencia que sin más no soportará otra noche sin mismo aliento respirar.

Arianne...