Suscríbete si quieres que lleguen a tu mail las actualizaciones de este blog.

Estado Diario

Yo te quiero mío, así sin propiedad; yo te deseo en intimidad, así sin compromiso u otra facultad; yo te pienso encadenado, así con libertad, yo te tengo sin poseerte así con pensamientos que dicen realidad más que verdad.

martes, 31 de agosto de 2010

Sin Complejo a mi Reputación.


Siempre crecí con tabúes, con un poco de complejos y algo más acerca de ellos, conocí las palabras pre meditadas para educar a una "dama", las mismas que estaban escritas en papiros extraños de los cuales mi madre los sacaba, los aprendía de memoria y los sofocaba dentro de su ser para no olvidarlos bajo ninguna circunstancia, recuerdo eran un poco rígidos y otros más flexibles mientras corría el tiempo y mi crecimiento, al compartir conmigo las reglas que como mujer me habían dado para llevar conmigo durante el resto del tiempo en el cual tuviera planeado serlo, aun sin decidirlo o corregirlo y siendo un martirio lleno de normas impuestas en todo momento en cuanto a mi comportamiento, en el cual aun no cabía sentido común a mi corta edad, mi madre me preparaba para enfrentar la realidad en un futuro más que cercano, según ella lo decía... por momentos.

Crecí y al parecer la boca de esos sabios consejos comenzaba a tomar vida. Me enfrente y me vi impuesta un poco a pelear esas luchas frenéticas sobre comportamiento especifico de las mujeres; alguna vez escuche que lo hacían llamar "Reputación" desde ahí lo concebí y tras cada paso, aprendía cual era el significado de aquel concepto dado a una palabra tan extraña.

Una tarde llena de curiosidad me di a la tarea de comenzar a conocer a aquellos famosos hombres tan halagados y por todos mencionados, los mismos culpables de hacerme aprender la teoría sobre el comportamiento femenino, y me di a la tarea de buscarlos, mejor dicho: esperarlos, por que sin duda ellos fueron los primeros interesados en saber mi nombre y entablar una amistad duradera, -mientras les durara-, claro está, y no tuvo que pasar mucho tiempo para que otra palabra muy extraña apareciera entre nuestro vocabulario de pubertad, hormonas, "todo es hormonal" y de ahí se vinieron un sin fin de dudas que carcomían mi mente creando unas cuantas más para sofocar el manejo diario de las mismas, mi madre me decía que no cediera que una como mujer tuviera fuerza de voluntad para luchar contra ellas mismas y para no caer entre palabrerías de hombres que según ella decía:

"Después de hacerte suya, no hay quien les calle y al contrario, inventan nuevas anécdotas para compartir con los machos", y era verdad, su ventaja de años hablo de nuevo y yo comprobaba a cada acto como es que las mujeres comenzábamos a ser denigradas en todo sentido, a cada debilidad a la que cedíamos, como es que todo se revoloteaba en un mismo sitio y ellas eran las victimas después de la noche de tragos sepultada en una cruz a su "reputación" no acertada.

Y así fue cuando caí en la realidad del mundo al que pertenezco y ante todo la realidad del sexo con el cual fui destinada a cargar y manifestar. Y no tardo en sucederme, y no tarde en ser la perdedora contra la lucha de una necesidad básica de cualquier ser, y en efecto: mi nombre comenzó a expandirse con una popularidad invencible, por cualquier sitio caminaba, era vista como alguien más a quien no conocían, alguien más a quien ahora juzgarían, pero sin importar aquellas fuertes teorías... mi actitud de indiferencia se contrapuso y para confesar más que realidad, probar aquello, apagó curiosidades y encendió necesidades, así que continúe probando y pasando de unos labios suaves a otros con ternura, de rostros bien parecidos como cuerpos fornidos, corrí entre brazos que me tocaban y otros que tan sólo me rozaban, probé distintos sabores de boca y arraigue todas mis anécdotas en el cajón de la experiencia "defectuosa", pero siendo una mujer que disimula sus tácticas, intenté a pesar de todo, pasar desapercibida por la sociedad que no transformaría su forma de pensar, su machismo en extremo creado principalmente por nosotras mismas, cuando el valioso sexo juzgado es quien nos juzga con más fuerza, y los hombres con su caballerosidad perdida creen envolver en tretas tontas jugarretas, que el universo no cambiará según mi ideología, cuando la de ellos dicta: "Si te acuestas con muchos: eres puta; si no te acuestas con nadie: eres frígida; si eres soltera: serás quedada y si usas a los hombres: una total interesada"

Así que comencé a ver mis planes de una manera más inteligente...
¿Que hacer si de cualquier forma yo sería juzgada?

Tener el control absoluto fue la respuesta, y fue así como continué tomando las riendas de estas contiendas de las cuales nunca saldría con vida, al final mi reputación estaría destrozada como la palabra misma "Re Puta", palabrerías extravagantes: ¡Pues a darle sentido a lo que lo tiene!

Y tomando la forma de mujer afortunada y bien parecida ante el sexo opuesto, decidí aprovechar los encantos y seducciones que tengo para sonsacarlos al extremo y hacerlos perdedores de su propio juego, que mi virginidad no sería vendida a los versos más románticos proclamados, al estúpido enamoramiento o a la calentura de media noche, sería para quien yo eligiera y conforme a él control tuviera, que mis futuras conquistas serían el cumplimiento a mis deseosas fantasías y mi falta de humor para sexo frustraría las de aquellos que tendrían que soportar aquello para darme gusto a caprichos de bipolaridad o simplemente forma de controlar.

Y ahora no justifico ningún delirio, todo es una necesidad que las mujeres no han observado, también poseemos, y siendo fáciles o no, putas o re putas, yo tengo una frase final para callar la controversía de cualquier fragil mentalidad:

Mis seductores y pasionales hombres: así como ustedes desean y con táctica planean a una cama tirar para gozar de nuestros encantos, yo hago lo mismo, pero mantengo mi ritmo, los derrumbo contra el suelo para perderlos y manejo sus deseos, tal cual mi plan perverso de ensueño, yo insulto su hombría mostrando esta experiencia mía.


"Que si los hombres nos presumen como trofeos entre cada logro corporal obtenido nuestro, en aviso, cuento:


Yo tengo una larga lista con nombre y fotografía de cada uno de ellos".

Arianne.

7 comentarios:

  1. Es un placer ver de nuevo tu inspiración ari y esas ganas de hacer lo que tanto te gusta nada mas me queda decirte bien echo, por que suerte es para los que no creen poder hacerlo pero tu has echo lo que quieras
    ate juan pablo " tu maestro de probabilidad"

    ResponderEliminar
  2. Tu entrada me dejo sin palabras...

    ojala mas mujeres pudieran compartir tu cosmovision, pero eso me llevaria a decir "ojala mas mujeres usaran la cabeza".

    ResponderEliminar
  3. ahh y por cierto que chafa que para postear algo necesite autorizacion ehhhh donde quedo la libertad de expresion hahahahahaha (en mi blog cualquier hijo de vecino puede escribir lo que le plazca)

    ResponderEliminar
  4. Ohhh me hiciste caso! Asi eres para todo? jajajaja ;)

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja mientras sigas siendo admirador de mi blog ;D jajaja Y ni siquiera te hice caso, ¬¬ sólo publique todos tus comentarios!!

    ResponderEliminar
  7. a kemar lOs brass... jajaja.... XD

    ResponderEliminar