Suscríbete si quieres que lleguen a tu mail las actualizaciones de este blog.

Estado Diario

Yo te quiero mío, así sin propiedad; yo te deseo en intimidad, así sin compromiso u otra facultad; yo te pienso encadenado, así con libertad, yo te tengo sin poseerte así con pensamientos que dicen realidad más que verdad.

miércoles, 12 de enero de 2011

Víctimas Ajenas.

(Nota de inicio: ante mi falta de él, utilizo mis memorias y sus letras, concibo las mías y todo se torna en la misma deriva, la misma pero creadora de metáforas indefinidas).  

Que releer me intoxica, provoca el arrepentimiento del juramento equivocado a una búsqueda de ti necesaria, a la realidad clavada en un tiempo equivocado, a personas erróneas a un costado, eligiendo por costumbre y ganancia en tiempo, escojiendo por conveniencia y consuelo, "curar compañía" es tan burdo, me exhalta y maldigo la presencia de decisiones, el exceso de valores y la ética presente para disernir sobre lo correcto y lo inapropiado, ellos que saben de nosotros? Quien conoce de lleno lo sentido, profanado y dicho? Las promesas renacidas y en un lienzo de papel traducidas? Que la actualidad esta equivocada, nuestros nombres se han fusionado y he perdido el control de lo exacto, la diferencia entre desear y necesitar, requerir y encontrar, por que hallar lo que en vista y en viento frío nosotros obtuvimos... Vale el riesgo de lo obsceno, de lo incorrecto y tal vez... hasta de daño ajeno, esos mismos terceros que nos condenarán a jugar a amar sin sentirlo, a tocar sin vivirlo y a infidelidad en pensamiento crear por el jodido destino que nos encontró para eso, para sufrir la separación exhaustiva que vivimos, para carecer de lo vital, para ver el anochecer caer y no irradiar con él, para pensar en la posibilidad y al instante dar paso atrás, creando, imaginando y ante todo... 

Tropezando.
 
Victima tú? Víctimas quienes se encuentran a nuestro lado viviendo las palabras que denotan en pocos actos, engañadas ante la creencia de la realidad y jurar es verdad lo que con ellos se encuentra, en silencio, te otorgo lo que tengo, por ello, mi resignación y mediocridad por callar, mi última lucha por conquistar lo ya conquistado, por crear lo que siempre ha existido y a ti por borrar mi nombre, por conservar mi rostro y en tus caprichos mis despojos, lo escrito y recordado, tarde, es cierto... Pero no hablando del tiempo con el que fuimos encontrados, tarde será cuando tu impotencia te reproche y la necesidad te agobie, volverás y lo más irónico... Es que de nuevo y en realidad... Te he de aceptar. Por que continuaremos viviendo lo presente, no habrá comienzos, aquel fue el día que de tu existencia me llene de conocimientos, que compare sin sutileza mi reflejo y supe era digna de aquel hombre que en mi sano juicio pude describir como perfecto, mi renovada fe, mi confirmación al defecto de ser un soñador, de los que se encuentran en extinción, de esos que escapamos... De esos como tú y yo. 

Motivos de un soñador: no me engaña ninguna farsa de palabras, toma el tiempo que requieras, dale lo que no tienes a ella y disfrazate para complacer peticiones de voces externas...

Yo he de continuar escribiendo, quizá un poco mas sintiendo y sin perturbar mi sueño o desvelo, te aguardo... Hoy has lo que creas correcto, mañana vuelve y encuentrate conmigo en un universo abstracto lleno de un tiempo que sin importar haya caminado o retrasado... No recuperaremos, por que de él y nosotros siempre hemos tenido, de sobra y juntos aun más de lo previsto. 

Arianne. 

1 comentario:

  1. Mira Ari, dirás que tarde, muy muy tarde. Pero me he dado cuenta de algo acerca de tu creación, ahora que me he puesto a releer cuanto hay aquí, algo me iluminó y me di cuenta de que, tus textos tienen una suerte de amorfia, en tanto no tienen precisamente su incio y su final en cuanto a discurso; son, más bien, una manera de construir un particular sentimiento a traves de la palabra, y más allá de la palabra, y aquí es a donde quiero llegar, un sentimiento que se construye en la voz. Creo que tus textos son para decisrse y no para leerse, para regalarles la voz y no los ojos, como en la buena poesía. José Gorostiza anota precisamnte eso, la poesía es canto, se hace en la voz; Octavio Paz anota que la poesía no se escribe, sino se dice.

    Me puse a orar, o recitar o rezar tus escritos y muchos de sus significados florecieron de una manera muy especial. Antes podía "entender" lo que escribías. Diciendo tus escritos pueden saborearse, sentirse.

    Esa dificultad ante la que puede enfrentarse el lector, por la manera en cómo conjugas tus verbos y cómo adjetivas y la manera en que acomodas los sustantivos, desaparece en el momento en que hablen tus textos.

    Esto me impresionó, no sólo porque tu voz literaria es casi única, sino porque pude ver quizá una de las fibras de la génesis de tu creación. Me atrevo a pensar que, no tanto escribes, sino dices. Y utilizas la palabra escrita porque la palabra dicha se desvanece en cuanto nace, y la escrita queda capturada en el tiempo.

    Recomiendo a todos tus lectores que si enfrentan alguna complicación ante tu trabajo, dejen de leerte y empizen a decirte. Es mucho más hermoso y más íntimo, podemos sentir lo que sientiste, pensar lo que pensaste, y saborear las mismas palabras que estuvieron en un momento en tu boca. A eso lo llamo yo un auténtico beso hetéreo.

    lalo

    ResponderEliminar